Autora Marina de Chateaubriand

Expandmenu Shrunk


LA LAGRIMA DE SHIVA

 

Dios Shiva blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

Mapa de Varanasi blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

“…Luego de una larga travesía por caminos que no eran caminos sino senderos polvorientos lleno de baches y tropiezos, llegaron a Benarés o Varanasi como se la llama de manera oficial, “la ciudad de la luz”, que nació cuando una lágrima del dios Shiva cayó a orillas del Ganges. Se podía jactar de figurar entre las ciudades civilizadas más antiguas que siguen hoy en día existiendo, tal es así que un escritor dijo de ella que era más antigua que la historia, más antigua que la leyenda y hasta más antigua que el mundo.   Pero ella se vanagloriaba de ser  una ciudad santa. Para el hinduismo era una de sus siete ciudades sagradas porque allí supuestamente no solo  había ido a descansar una de las cuatro cabezas del dios Brahmá, sino que también había caído la mano izquierda de Sati, la esposa del dios Shiva, pero también lo era para el jainismo y el budismo. Según la tradición, todo aquel que muriese en esta ciudad quedaría liberado del ciclo de las reencarnaciones y todo hinduista, como los musulmanes a la Meca, debería visitarla al menos una vez en su vida…”

“…Por fin llegaron a la casa de la familia que iba a albergarles a las afueras de la ciudad. El cabeza de familia, Rasul, les recibió con una cálida y bondadosa sonrisa de oreja a oreja a la vez que exclamaba “¡Bienvenidos! El huésped es Dios”. Al ver el asombro de la pareja, les explica que este era  un viejo proverbio hindú  observado desde tiempo inmemorial en la India:
—Nuestros sabios dicen que se debe de recibir al viajero como si se recibiese a Dios en persona. Ser hospitalarios con el forastero es para nosotros un mandamiento divino.
Se sintieron halagados. ..”

Amanece-en-Benarés-blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

“…Al día siguiente fueron muy temprano con su guía al Ganges. Les habían dicho que tenían que verlo antes del amanecer. Llegaron al despuntar  el alba, los primeros rayos de luz  iban coloreando  las casas y las piedras de una tonalidad rosácea. Era un extraño espectáculo ver ese desfile constante  de hombres y mujeres de todas las clases y edades que bajaban los ghats, esas  escalinatas de piedra que descienden  al río, para realizar los baños rituales con la esperanza de romper la rueda del karma. ..”

Atardecer en el Ganges la lagrima de Shiva blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

“…Dieron un paseo por el río. Subieron a una de esas pequeñas embarcaciones de madera viejas y medio destartaladas. Llegar hasta ella fue una auténtica odisea, tuvieron que saltar a través de una hilera de bamboleantes y crujientes barcas amarradas unas a otras como cuentas de un rosario. Teresa estuvo a un tris de caerse de bruces al agua y si no lo hizo fue gracias a la destreza de su guía que la  sujetó en el aire. El remero conocía los rápidos y todos los recodos del río como la palma de su mano. Pero más que la historia que narraba  su guía o la magia del paisaje que les circundaba lo que más cautivó su atención fueron unos juguetones delfines que saltaban alrededor de la barca y se zambullían  y volvían  a resurgir escoltándoles  todo el trayecto. ¡No podían creer que hubiese delfines en esas aguas sucias y turbias! Les dijeron que verles era una señal de muy buen augurio. Y no sabían si era un signo de suerte pero evidentemente si no eran producto  de  la imaginación tenían que ser obra de algún milagro. ..”

Delfines blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

“…Teresa salió del paseo en barca fascinada.  Alejandro no sabía si estaba fascinado o espantado. No entendía como esas aguas insalubres que no se atrevía ni a tocar podían purificar, si más que limpiar el alma o los supuestos pecados le parecía que contaminaba el cuerpo. Y era como si toda la vida girase como una rueda que no va a ningún sitio alrededor de ese río verde marrón…”

Benares puesta de sol blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

“…Por la tarde fueron al Parque de los Ciervos al norte  de  Benares, donde Sidartha Gautama comenzó a predicar sus bienaventuranzas. Tras días de quedarse sentado bajo una higuera esperando la iluminación, cuando al fin la tuvo se dio cuenta que la  verdad que le había sido revelada era demasiado simple y a la vez profunda como para ser trasmitida. Permaneció mudo cinco semanas hasta que por fin se decidió a hablar y  este fue el primer sitio donde comenzó a predicar a sus discípulos las  enseñanzas de las cuatro verdades nobles para cesar el sufrimiento…”

buda

“…El momento más mágico era el culto al crepúsculo, cuando el astro dorado empezaba a hundirse en el horizonte y surgían cientos de caracolas. Las paredes de las casas se teñían de un color dorado. Los monjes agitaban campanas, que son símbolo de la vibración cósmica, que se mezclaban con tambores, gongas y rezos a medida que la oscuridad iba descendiendo con su manto negro y cubría poco a poco esa ciudad sagrada de los mil templos que era un tejido sutil de esplendor, miseria, fe y esperanza…”

 Benares rito al crepusculo blog libro "El Arroz y las Flores" de Marina de Chateaubriand

 

 (Fragmentos  del Libro “El Arroz y las Flores”)Libro Portada "Arroz y las Flores"  Escritora Marina de Chateaubriand

beares

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather



Top